Handia

Cuando vi Handia en octubre, junto con 3 personas más en la sala, enseguida pensé que iba a ser un corredor de fondo. Esas pelis que se estrenan tímidamente y el boca oreja va haciéndolas crecer hasta convertirse en un moderado éxito. Tal vez no estaría en el “Top 1” de cada semana, pero duraría mucho y atraería a bastante público. Luego vi que en mi ciudad duró poco, creo que se reestrenó tímidamente cuando las nominaciones a los Goyas, para desaparecer enseguida de nuevo.

En su momento me pareció, aparte de la calidad, una película que podía tener un público, si no mayoritario, si amplio dentro de aquel que quiere algo más que el  superhéroe de turno. Parece que me equivoqué. Hablas con la gente y parece que ni siquiera habían oído hablar de ella. Paso por el festival de San Sebastián, nominaciones Goyas… y como si se oyera agua correr. Algo no funciona, porque luego algunos te comentan que es una pena que no esté en los cines… que les despierta curiosidad. Yo a veces dudo de si la culpa es de la promoción (inexistente salvo que pague una televisión), o hasta que punto es culpa nuestra, como espectadores, de no mostrar cierta inquietud por descubrir otros mundos. No tan otros, que ya Loreak nos pudo dar una idea de por donde iba la sensibilidad de estos creadores. No sé. Nos hemos vuelto espectadores perezosos.

handia

Menudo rollo me he echado para decir que Handia me parece la mejor película española que he visto el año pasado. Y de las mejores películas del año en general. Con un empaque sorprendente, una gran sensibilidad en la dirección, una dirección artística y fotografía elegante, y una música que llama la atención como para desear escucharla a la salida. Y todo ello de una forma accesible, lo cual no es imprescindible pero condición necesaria si se quiere atraer a un abanico amplio de espectadores (Se puede hacer una película pensando solo en un fin artístico o intelectual, para una minoría).

En fin, todo esto para decir que si no la has visto, hay muchas formas de hacerlo hoy en día (cuento solo las legales), pero también tal vez para llamar la atención a la reflexión para aquella gente que, deseando ver buenas películas, teniéndolas en su localidad (no siempre es posible) y teniendo los medios, no se mueven para apoyar este tipo de cine, y sólo quejarse que en la cartelera solo hay Tom Cruises, superhéroes y demás. Simplemente porque es lo que la gente va a ver, que las salas no son ONGs. Un poco dormidos andamos, será el ajetreo del día a día.  Para el resto, es muy defendible el que cada uno vea lo que quiera, incluso el que no les interese el cine.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s