Sin Respuesta

/*/*/*/

Desconcierta, como la música estridente que te pone la compañía de teléfonos para sacarte de tus casillas. Penetra, como el timbre desagradable de tu compañero. Reconforta, como cuando le dices a tu interlocutor un par de cosas. Satisface, como a aquel que ha visto una buena pieza. (Urko Aristi Urdampilleta)

/*/*/*/

sinrespuesta1 De acuerdo con la Wikipedia, ese Ojo-Que-Todo-Lo-Ve, ese Gran Hermano del siglo XXI, un cortometraje es una producción audiovisual  o cinematográfica  que dura menos de 30 minutos. Los géneros de los cortometrajes abarcan los mismos tipos que los de las producciones de mayor duración, pero debido a su coste menor se suelen usar para tratar temas menos comerciales o en los que el autor tiene una total libertad creativa. Y si lo dice la Wikipedia va a misa. Y punto.

 Recientemente, el pasado 25 de junio, se presentó en la sala La Escalera de Jacob del madrileño barrio de Lavapiés el corto Sin Repuesta del director, guionista y presentador de Estrella Invitada de Canal +, Miguel Parra. Ya sabemos que los cortometrajes tienen difícil hueco entre el circuito audiovisual, por lo que normalmente no se comentan, pero de vez en cuando hay que romper esa barrera. ¿Y porqué? Pues porque en esta ocasión he tenido el placer de verlo y porque el tema es de absoluta actualidad.

 Es difícil comentar 8 minutos sin destripar sorpresas, por lo que me limitaré  a decir que trata el espinoso mundo de esas voces de las teleoperadoras que se dedican a recordar a los morosos los pagos de hipotecas que deben a sus queridos amigos los bancos, los cuales tan amablemente les prestaron dinero para la compra de casas. ¿Qué hay detrás de esa voz?

 /*/*/*/

En estos tiempos oscuros de crisis y austeridad, hay que destacar el enfoque valiente y distinto que nos ofrece el director Miguel Parra en su corto “Sin Respuesta”. Podemos acusar a políticos y a banqueros de todo el sufrimiento que padece la sociedad actual, pero debemos mirarnos en el espejo y preguntarnos si no somos, nosotros mismos, eslabones de esta inmensa cadena de sufrimiento. El personaje que interpreta la actriz Natalia Mateo no parece ser consciente de este hecho. En su trabajo, encerrada en un claustrofóbico cubículo, acosa y acorrala a los deudores de su banco. Deudores que deben escoger entre pagar sus deudas o dar de comer a su familia. En ningún momento parece darse cuenta del dolor que causa realizando su trabajo, y que la magnitud de esta crisis ha multiplicado. Esta crisis, esta falsa crisis que algunos utilizan para imponernos su austeridad, tiene mil caras. No se resume en los papeles de Bárcenas o en las duras advertencias de la canciller Merkel. Están las historias de miles de familias que intentan sobrevivir a su paso, y están también las historias de aquellos que se han convertidos en simples eslabones de la cadena de mando y no quieren aceptarlo (Victor Ortega)

 /*/*/*/

El debate sobre los morosos y los bancos, precisamente por su actualidad, podía haber caído en el tópico o en contarnos lo que ya todos sabemos, como los bancos han jugado con nosotros y ahora que se les ha derrumbado el chiringuito nos llaman culpables de sus desmadres, pero Parra ha preferido mostrarnos lo que todos a veces nos preguntamos: ¿que hay detrás de esa voz que nos recrimina nuestros problemas anónimamente por teléfono? Tendemos a pensar que es el propio Botín el que nos lo solicita, que es un banquero enchaquetado nadando en dinero detrás de una mesa del piso 40 de un rascacielos de la city, pero en el fondo no deja de ser un trabajador más. ¿Qué siente al realizar la llamada?

 /*/*/*/

Perro no come perro
Han pasado más de 53 años desde que AtticusFinch enseñó a sus hijos que “uno no comprende realmente a una persona hasta que no se mete en su piel y camina dentro de ella”. El corto de Miguel Parra, “Sin Respuesta”, protagonizado por Natalia Mateo en el papel de una teleoperadora-en apariencia- sin escrúpulos, no hace más que recoger el impacto del desasosiego y la violencia encubierta con la que el poder económico azota a la sociedad de hoy. Miguel hurga en esta herida de nuestro país sin hacer concesiones a la sensiblería, con una mirada que puede parecer inocente e incluso humorística, pero que no lo es en absoluto.
 “Sin respuesta” es la vida misma. Su autenticidad impregna cada imagen, cada frase, cada gesto de Natalia al teléfono como gestora de cobros, en donde matiza como nadie la dicotomía de un espíritu dividido: el verdugo y las victima conviviendo en su piel. Natalia hace que intuyamos el despertar de su conducta perversa a la que el trabajo le obliga. Un despertar matizado, que el director Miguel Parra no quiere cerrar al final, al igual que no lo está el abuso de las entidades bancarias sobre la sociedad.
 Las voces telefónicas, que de forma certera dan vida a las victimas, son perfectas en sus diferentes personalidades. Voces relacionadas íntimamente con el actual tiempo y espacio, y sin los que no podría entenderse esta historia de canibalismo ético. Tal es así, que en “Sin respuesta” Miguel nos lleva ante la frontera entre la deshumanización y la esperanza. Al momento exacto en el que toca elegir un nuevo mundo de moralidad o permanecer en el viejo orden basado en el miedo. 
 Así, ante ese dilema, Miguel Parra y Natalia Mateo retratan un momento de la historia que avergonzará a los españoles del futuro. Ese en el que tiene más valor cincuenta metros cuadrados de losa y ladrillo que la vida de quienes lo habitan. Ese en el que muchos nos preguntamos: ¿Qué se puede hacer? Y vuelven a surgir entonces las palabras de Atticus Finch “Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final, pase lo que pase. Uno vence raras veces, pero alguna vez vence” (Sergio Bang. http://www.bang.com.es)

 /*/*/*/

 Este original tema de partida podría caer a su vez también en el tópico, pero dando una nueva vuelta de tuerca el director va mostrando distintos aspectos de la personalidad de la operadora para que seamos nosotros mismos quienes saquemos nuestras propias conclusiones. Y eso es lo mejor de estos 8 minutos a ritmo de thriller que no da respiro.

sin respuesta2 Dicha estas premisas, es obvio que el corto se fundamenta en el papel de la teleoperadora, una omnipresente Natalia Mateo, actriz con los suficientes registros y calidad como para mostrarnos lo que quiere y dejar que su rostro nos deje otras veces en la duda de lo que piensa en realidad. Si pudiera competir a los Goyas a la mejor actriz un papel de cortometraje (no tengo ni idea si eso es posible), desde luego Mateo estaría nominada. Actriz única en pantalla. Su rostro está en permanente charla con nosotros y, ya sea con morosos desesperados por teléfono, o con compañeros de trabajo, plantea situaciones y temas que deben ser habituales en estos casos.

/*/*/*/

“He visto “Sin respuesta” y me ha dejado golpeado. Es tan real que duele como la vida y está tan lograda que enseguida te sientes contemplando un documental, no una ficción… ¿pero esta historia es una ficción?… Creo que no, es todo tan reconocible, es todo tan actual, que es la vida nacional de hoy, el pan de cada día…
¿Esa “Banca Fácil” a cuantos nombres reales encubre?
El corto de Miguel Parra te golpea, te duele y la actuación de Natalia Mateo te acojona, te asusta. La España presente esta ahí mismo y da miedo, mucho miedo.” ( Julio Peñas)

 /*/*/*/

La ambientación también nos focaliza al personaje de Natalia Mateo, gran parte del mismo en su cubículo de trabajo encerrada entre luces y sombras al margen del mundo, mundo que sólo aparece cuando sale de su jornada laboral. Mientras, compañeros y familia son solo voces que retumban en sus oídos.

 ¿Cómo siente una persona que trabaja dando malas noticias? ¿Tiene vida, familia, amigos, preocupaciones? Todo en 8 minutos.

 sinrespuesta3El público que hemos podido verlo hasta ahora hemos quedado impactado por la actualidad del tema, la crudeza de algunos planteamientos, y la soberbia dirección y actuación, tal y como refleja en los comentarios insertados a lo largo de este texto como reflejo de que sólo desde la perspectiva del espectador se puede dar auténtico valor a la propuesta presentada, y que su complejidad no permite un análisis unidireccional y lineal de la propuesta del director Miguel Parra.

 /*/*/*/

 Fiel a mi idiosincrasia de no opinar (y así no tener que mentir) acepté la solicitud del Sr. Parra de no dar mi opinión una vez visto el corto “Sin respuesta”… pero no lo cumplí.
Conocía de antemano la sipnosis, y aún así tuve la suerte de que se me olvidara el final. Por lo tanto pude meterme desde el principio en el ambiente angustioso que se logra gracias al buen trabajo de Natalia Mateo y a ese escenario reducido.
Simplemente unas consideraciones:
1.- Si has trabajado de teleoperador te identificarás (Cómo lo ha conseguido el Sr. Parra con su guión y Mateo con su actuación es un misterio que prefiero dejarlo sin resolver)
2.- Si has caído en la tentación (o necesidad) de solicitar un crédito de esas compañías de créditos fáciles…tendrás miedo.
3.- Si tienes problemas de visión… seguirás “disfrutando” ¿Habrá versión radionovela? Funciona muy bien simplemente escuchándolo, y eso significa una cosa: el guión es bueno y el ritmo funciona.
No dudaba de la capacidad del Sr. Parra, pero me vi gratamente sorprendido.
PS. Sugerencia: lo próximo un corto documental sobre algún personaje ¿marginal? Creo que me gustará ver el punto que el Sr. Parra puede lograr a conseguir ( Javier Glez. Quintanilla)
Director y actriz protagonista durante la presentación del corto

Director y actriz protagonista durante la presentación del corto (Foto: Julio Peñas)

 /*/*/*/

No te pierdas la interesante entrevista que hicieron en el programa de cine La Script de cadena SER al director Miguel Parra y a la actriz Natalia Mateo:

La Script

Puedes seguir las noticias sobre el cortometraje Sin Respuesta en la página :

Página de Facebook de SIN RESPUESTA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE, crisis, Noticias y política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Sin Respuesta

  1. Pingback: Perro no come perro

  2. Miguel Parra dijo:

    Caramba… Absolutamente emocionado, porque aunque pongo empeño en ello, uno tiene su corazoncito, de hojatala, pero corazoncito.

  3. Miriam dijo:

    A mí también me has emocionado!Tengo ganas de verlo!!

  4. Pingback: SIN RESPUESTA | Espacio de Atticus Finch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s