Anna Karenina

Hoy en día hay que ser un loco o inglés para llevar un clásico como Anna Karenina a la gran pantalla y pretender salir ileso del encuentro. En un mundo dominado por zombies, vampiros, adolescentes que parecen tener 28 años, hobbits y superhéroes llevar un simple melodrama al cine es cosa que solo puede pasar por la cabeza de Joe Wright, pero hasta el director es consciente que hay que darle una vuelta de tuerca para que el público, acostumbrado a simplezas y consumo rápido, le dé una oportunidad.

 De las múltiples versiones de este culebrón ruso recuerdo a Greta Garbo, aunque me he propuesto refrescar esta película que vi hace ya mucho. ¿Qué se puede aportar hoy en día a esta historia? Debió preguntarse el director. Algo tan teatral como esta novela que mejor que situarla en un entorno de farsa y exceso como es un teatro.

annaLa primera media hora de la película es sublime (discúlpenme si no es exactamente media hora, pero estaba tan absorto que no perdía el tiempo mirando el reloj). Con esa presentación de personajes en planos muy largos, casi secuencia, donde decorados y partes del teatro se van sucediendo en un derroche casi de farsa cabaretera pero sin caer en la parodia excesiva de por ejemplo Moulin Rouge. Luego, parece como que al director le entra miedo tanta necesidad de atención y derroche y saca a ratos la historia de las bambalinas, sufriendo la película demasiados altibajos e irregularidades. Sin embargo, su apuesta, valiente, me hace perdonarle esta cobardía, tal vez, consciente de que nadie podría soportar dos horas de tanta intensidad. Momentos como el baile, la carrera de caballos, o las escenas de trenes, estoy seguro que muy criticadas, a mí me parecen de lo mejor de la obra.

Sin embargo, tanta preocupación por la forma, léase ritmo, montaje, vestuario, dirección de arte (la música la comento más tarde), hace que Wright descuide precisamente lo que hasta entonces era su principal baza: la dirección de actores. Keira Knightley se deja llevar por ese derroche y muestra una interpretación tal vez demasiado afectada, lo cual va acorde con el tono de la película, pero no llega a trasmitir todo el drama interior del personaje. Caso aparte es el de Aaron Taylor-Johnson como el conde Vronsky, auténtico error de casting. No dudo de la calidad interpretativa de este actor, pero nadie puede creerse que Anna pueda sufrir un amor irremediable por este personaje y más teniendo como marido a un Jude Law ajustado a su papel, por estricto y con entradas que nos lo presenten. El melodrama arrebatado pierde entonces su sentido, y todo acaba quedándose en un ejercicio de estilo preciosista, con falta de alma. Finalmente, es la historia con moralina paralela, la protagonizada por los jóvenes Alicia Vikander como Kitty y Domhnall Gleeson como Konstantin Dimitrivich Levin la que soporta el mayor peso dramático de la película. Mencionar que a Alicia Vikander la vimos recientemente en ese drama danés nominado al oscar que es Un Asunto Real.

Por último, mención aparte merece la música de Dario Marianelli, nominada al oscar a la mejor banda sonora, excesiva como toda la película e omnipresente a lo largo de todo el metraje, pero que constituye un aspecto más de la apuesta de Joe Wright. Maravillosa y desde ya una de mis bandas sonoras favoritas.

Concluyendo: imperfecta, irregular, falta de emoción, pero una apuesta valiente de la que disfruté a lo largo de sus dos horas de metraje, a pesar de que reconozco que no es una obra fácil de ver y desde luego nadie puede esperar un éxito de público frente a las infantiladas actuales. Pero yo agradezco estos directores que arriesgan dentro de las tendencias tan previsibles del cine actual. Por cierto, en vez del trailer permíntanme poner la obertura musical de la película. Preciosa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s