El lado bueno de las cosas

Dos horas de bipolaridad disparando en todas direcciones y sin decir nada en realidad es demasiado tiempo. Y mira que tenía ganas a esta película que prometía. A la media hora ya tenía un tufillo a moralina y Come, reza, Ama en versión urbana que echaba para atrás. Y mira que la Jennifer Lawrence promete como actriz, y el Bradley Cooper le pone empeño en que miremos algo más que su cara bonita, pero yo los quemaba a todos en el minuto 30 de película. Especialmente al Robert de Niro. Y no tanto por sus interpretaciones, no, sino por los personajes tan pesados. Hacer una película con obsesiones por el futbol americano, las apuestas y el baile sobre la base de unos cuernos con un compañero de curro y cancioncita traumatizadota (ya podían haberse currado el asunto menos tópico) para hablar de la bipolaridad, hace que el tema me interese tanto como si hubieran hecho una película sobre la vida de Justin Bieber.

el-lado-bueno-de-las-cosas Encima tanta verborrea sin decir nada disparando sin parar me dio dolor de cabeza (mi acompañante en el cine se largó), y dudo que la gente que se reía cuando se da una tremenda bofetada en una escena se estuviera enterando de mucho de lo que hablaban los personajes.

Sólo puedo pensar que el éxito de esta película (relativo, tampoco ha sido un gran taquillazo para ser una media-comedia antes de que el Weinstein se empeñara en su maquinaria de promoción) viene por el prestigio que ha pillado su director David O. Russell a raíz de su anterior obra The Fighter o de la fama de raro que tiene. A mi me pareció a veces sobreactuada, aunque eso suele gustar de cara a los premios, y tal vez su mayor mérito es salirse de los tópicos de la comedia romántica al uso, aunque crear emoción con una tan mala secuencia del baile escapa a mi entendimiento. Tampoco el tema es tan original, pues recuerda un poco a las pelis de James L. Brooks, relaciones familiares y personajes inestables para sacar las basuras acumuladas, pero lo que en ellas eran diálogos ingeniosos, aquí se convierte en palabras que si analizas casi nadie se fija en que están diciendo en realidad. Ele, que uds la disfruten

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El lado bueno de las cosas

  1. Fíjate que me está dando pereza.

  2. Miriam dijo:

    Sí, colega, no dejas títere con cabeza! Yo esta la voy a ver pero vamos, se me están quitando las ganas también

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s