El Hobbit: un viaje inesperado

Que si voy, que si no voy… al final fui. Después de la experiencia de El Señor de los Anillos y su bombardeo mediático me pensaba mucho si meterme en una sala dos horas y media para ver una película que no termina. Cuando voy al cine la verdad es que prefiero que me cuenten una historia con un final, lo otro es una serie de televisión.

 hobbit Pero bueno, entramos y empieza el show. No la vi en 3D, por lo que supongo que tampoco en 48 fotogramas. Ya estamos acostumbrados a noticias de este tipo para que se hable de una peli, pero el espectador poco nota. Yo sólo miro la película. De entrada lo de siempre: mundos fantásticos, un cierto aire romántico, seres extraños. Desde La Historia Interminable nada nuevo en ese sentido. Sólo como está hecho.

 A ver, de la saga de los anillos había dos cosas que me aburrían soberanamente: el aire místico de algunas partes, y los humanos. Sí, soy raro, pero el pesado de Aragorn me resultaba un lastre para la historia con tanta cara de palo todo el rato. Así de raro es uno. Esas dos cosas no se encuentran por suerte en El Hobbit, que ha quedado reducida a un bonito cuento de mundos lejanos con muchos efectos. Los enanos son divertidos, Martin Freeman y su Bilbo Bolsón es mucho más expresivo que el cara de sustos de Elijah Wood y su Frodo, y todo transcurre sin sorpresas pero sin pausas. Y cuando parece que el ritmo empieza a flojear aparece el Gollum, que desde luego es un come escenas y hace pasar un rato divertido en su aparición.

 Desde luego no creo que los frikis seguidores se encuentren muy desencantados con el resultado (bueno, seguro la critican a parir pero van en masa a verla), y el resto tendrán una fantasía ligera a pesar de su metraje. He de decir que las escenas de lucha me resultan confusas (recurso muy usado en el cine cuando se quiere ahorrar en coreografías, efectos y en resumen: trabajo), algo que me molesta mucho sobre todo en este tipo de producciones.

  ¿Qué si me gustó? Pues mira, ha sido una sorpresa. Tal vez por su tono ligero y sin pretensiones. No me aburrí (no puede decir lo mismo de alguna de la saga anterior, directamente hubiera pasado del principio de la primera a la tercera entrega) y obviando lo peor (el efecto trilogía) una sola película hubiera sido una gracia para pasar el rato muy recomendable. Luego claro, si no te gustan esos temas no hay nada que hacer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s