Looper

Los viajes en el tiempo son un clásico que ya casi constituye un género en sí mismo. Nadie puede obviar al ver Looper un tufillo a Terminator con algo de atmósfera adulta de Origen. Y aunque el director dice que se fijó en la francesa experimental La jetée, supongo que para darle un aire cool a su propuesta, yo enseguida pienso en Los Cronocrímenes de Villalongo, aunque ésta es más difícil que la haya visto, quien sabe.

 El caso es que la supuesta originalidad de Looper es más que cuestionable, lo cual no resta ni un ápice de su calidad. Como lo es el que debemos obviar el factor sorpresa (demasiado previsible). Sin embargo, las dos horas de metraje están rodadas con pulso, entretiene, las imágenes son impactantes, y ha sido mi mejor inversión en el género desde Origen.  Joseph Gordon-Levitt es un actor que trasmite de una forma extraordinaria en pantalla. Cuando vi esa maravilla de 500 días juntos, pensé que sería algo casual y como mucho carne de comedieta, pero ha ido demostrando que con ese físico tan peculiar puede hacer casi cualquier cosa. Incluso héroe de ficción, quien iba a decirlo. De Bruce Willis no digo nada, está como pez en el agua. Es su medio.

 He dicho varias veces, aunque hay gente que no parece enterarse, que yo no hago crítica. Eso es para los críticos, supuestamente formados para ello. Yo solo plasmo comentarios de un espectador y es una opinión altamente subjetiva. Pero es la única que tengo. Y sobre todo cuando voy al cine quiero que me entretengan, que no me tomen por tonto, y que al menos me muestren algo nuevo en la forma o el contenido. Luego, claro está, van los gustos de cada cual.

 Por eso cuando me dicen que no me gusta la ciencia ficción digo que lo que no me gusta es la cantidad de tonterías que se hacen al año, cortadas por el mismo patrón, ruidosas sin justificación y llena de tópicos y personajes estándar que sueltan frases estúpidas sobre “condensadores de fluzo” y los valores del buen americano. Pero cuando una me entretiene, me hace creer lo que pasa, y te identifica con los personajes, disfruto como el que más.

 Y Looper es un entretenimiento altamente recomendable, que hace que esas dos partes en las que se divide la película (la ciudad y la granja) funcionen aunque te suenen como a entradas con calzador. No pienso hacer elucubraciones filosóficas sobre las implicaciones de los viajes en el tiempo y a encontrarte contigo mismo. No es un tratado de filosofía: es sólo dos horas de cine de palomitas. Pero muy divertidas.

 Y por si a alguien le queda duda: para no perdérsela

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Looper

  1. Le odio. Claro, subjetivamente. De acuerdo con su OPINIÓN una vez más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s