A roma con Amor

Sequía, sequía desde dios sabe cuando. Me encanta el cine, pero con estos precios y la mierda de funcionamiento de los multicines decidí no ir más si no es a ver una película en concreto que me inspire un mínimo de confianza. Y claro…así ando. Todo un verano para ver… Brave (menudo coñazo). Pero claro, llega septiembre y Woody Allen fiel a su cita anual nos trae A Roma con Amor. Leídos los comentarios previos me temo que no es Midnight in Paris. -Mientras no sea “Vicky, Cristina Horror-Barcelona” me basta- pienso. Pero estando la Penélope Cruz me temo lo peor.

Pero no. Su personaje es totalmente episódico y prescindible si no fuera por esa afición que tiene el director a las prostitutas graciosas. En general toda la película es episódica, y sólo unen las tramas una serie de postales de la ciudad eterna. Al menos no nos vende gato por liebre: esta Roma es la de una guía de turismo de oferta en unos grandes almacenes, y no lo esconde.

Roberto Begnini está tan insoportable como siempre (pensaba que ya lo había perdido de vista una vez pasada la moda de la ñoñería de la Vida es Bella). Jessie Eisenberg sigue tan gris e inexpresivo como acostumbra… bueno, para resumir: parece que han reunido a todos los actores que menos interés me despiertan. Desde el Baldwin que no sé donde tiene la gracia, hasta Ellen Page que la pobrecita sufre mi rechazo a los papeles que suele interpretar (desde Juno se la tengo jurada, lo siento). En fin, ¿y que resulta de todo ello? Pues que lo único interesante es precisamente el papelito que hace el propio Allen y la estupenda en sus manos Judy Davis. Tienes frases y momentos que me despiertan la carcajada y me permiten desperezarme en la butaca.

En resumen, una vez leído ésto parece que estamos ante un bodrio infumable, y no, no es así. Lo bueno y malo de Allen es que siempre estamos deseando esa chispa que cuando surge es lo mejor (cada uno tiene las suyas, pero para mí son Annie Hall, La Rosa Púrpura del Cairo o Midnight in Paris), y no siempre es posible. Pero aunque probablemente A Roma con Amor sea una película simplona, insustancial y olvidable, ha conseguido llevarnos al cine después de meses y meses de cartelera triste. Y durante breves segundos, hemos disfrutado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a A roma con Amor

  1. angel dijo:

    Totalmente de acuerdo

  2. Miguel dijo:

    Qué bonito Pepe.

  3. Es la próxima en la lista para ver, espero que esta semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s