Los vengadores

Me meto en el cine y cuando salgo han nacionalizado Bankia. Debí suponerlo al haber partido de fútbol, que siempre aprovechan para esas noticias cuando el vulgo está dopado. Así no se fijan a donde va el dinero ahorrado de sanidad y educación. Pero… ¿he estado dos horas en el cine o realmente fuimos conquistados por los Chitauris? También me entero que Obama apoya públicamente el matrimonio homosexual. Visto que he estado en una sala con unos tíos en mallas, musculitos, ortopedia metálica, una tía luchadora y uno de cuero negro con flechitas, creo que e cuanto a reivindicación gay que ido servido. Definitivamente lo mío allí dentro ha sido un salto en el tiempo. Se me hizo largo, pero no pensé que fuera para tanto.

             La Marvel debe estar que no se lo cree. Tremendo éxito de público, y a la crítica no he visto darle mucha caña, así que el negocio y la franquicia está asegurada. A mí sinceramente me dejó frío, a veces con vergüenza ajena, y algún que otro bostezo. El McGuffin del Tesseracto suena ridículo, sobre todo si no has visto de donde viene (creo que de la peli del Capitán América, pero ni lo sé ni me importa). Una primera hora que intenta ser intensa pero se hace eterna, alguna muerte que se supone que debe acongojarnos pero nos importa un pimiento, y un reparto de gracietas entre los personajes nos hace temer lo peor. Luego, en su segunda mitad viene a lo que realmente ha venido su público: acción, peleas, efectos y el show Marvel en estado puro. La verdad es que esta parte está bien resuelta, no se desmadra, y no marea el ruido y los movimientos de cámara. Ya podían haberse dejado de introspección e ir directo al grano y nos ahorraba media hora de metraje. Los cómics de Marvel nunca han sido precisamente adultos, pero el infantilismo que respiran las situaciones y relaciones de los personajes roza a veces el ridículo, colección de cromos incluida.

             Me dirán que no sé que esperaba, que unos superhérores son lo que son. Pues yo espero una película de ritmo, que me haga creíble hasta lo increíble, y entretenida. Y en eso se queda a medias. Lo mejor: Robert Downey jr. y su Iron Man (este hombre va salvando cada bodrio en el que participa, ya pasó con el Sherlock 2), y Mark Ruffalo y su Hulk, capaz de componer un personaje en medio de tanto personaje esquemático.

             Todo no es malo: gustará a los seguidores fieles de la saga, lo cual supongo que era su objetivo; y el resto, pues pasará por taquilla como está mandado y listo. Tendremos una segunda parte, seguro.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los vengadores

  1. david dijo:

    otro flipado de los vengadores jiji

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s