Mientras duermes

Uno se pregunta si el Balagueró ha encontrado una buena vía para el cine español. Los directores de “prestigio” están ahí, pero cuando uno mira sus cifras finales, los costes de película y promoción, te queda el tufillo de que ha sido más ruido que nueces. El caso de Almodóvar es paradigmático, aunque él juega con la ventaja que su película va a hacer caja fuera de España, y eso las hace rentables.

Por eso se agradece un cine bien hecho, fuera de los tópicos del cine patrio (no voy a volver a mencionar al cine de postguerra con niño…upps!! ya lo he hecho). Buena historia, buenas interpretaciones, actores excelentes pero nada divos. O sea, todo lo que no suele ser el cine español.

Porque esta claro, que otros aciertos aparte, Mientras duermes no sería lo mismo sin Luis Tosar, auténtico atractivo para ir a verla, aunque luego descubras otros valores. Lo que hace este hombre en pantalla es increíble. Se podría definir como un animal de cine. Debería ser ejemplo tanto para los divos locales como para los niñatos que llegan de la tele de lo que es naturalidad en la interpretación. Por suerte, no sólo está él, sino que Marta Etura confirma que es una actriz de esas que llenan pantalla.

Se que es una tontería, pero otra cosa que agradezco de la película es que entiendo lo que dicen. Debería ser algo obvio, pero en el cine español siempre tengo el problema de no entender la mitad de los diálogos, no sé cuanto es culpa del sonido y cuanto de unos actores que deberían pasar urgentemente por un logopeda. En el cine doblado no pasa eso, claro, pero es algo que me descoloca de cualquier cinta que llega de este país.

En fin, que podría parecer una película redonda, pero hay algo que no la hace tan perfecta. Mientras duermes es una película que pretende inquietar más que dar miedo. Es una obra de “atmósfera” y gran parte de su éxito reside en conseguirlo. Y ahí es donde creo que tiene su punto débil. Gusta, pero no inquieta. Se arrastra tal vez demasiado al principio, y te deja la sensación “de la película que hubieras querido ver más que la que has visto en realidad”.

En todo caso Balagueró se ha convertido en un valor seguro, donde su nombre es signo de calidad, de buen hacer, de haber visto mucho cine antes de hacerlo, al menos de género. Prefiero esta peli imperfecta y de entretenimiento a promesas de fuegos artificiales de obras maestras.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mientras duermes

  1. Paben dijo:

    Siempre trato de llevar a mi hermana al cine cuando se pasa por aquí. A ella que le han atraido las luces de los semáforos como reclamo turístico para los de provincias, le apasiona poder comprar dulces al peso antes de entrar a la sala, eso sí, muestra una resistencia atroz a ver cine español, donde según sus propias palabras “…cuando veo cine español, me siento extranjera…” y “…para ver penas en el cine ya tengo suficiente con mi trabajo…” Ante tales argumentos, valiente es aquel que la engañe. Y es que el cine español, hay que saber encontrarlo, saber donde se da esa mezcla entre una historia con la que quieras caminar durante dos horas y, una forma de contarla que te mantenga pegada a la silla. Torrente lo consigue a base de caspa y Pedro a base de reconocimiento exterior… Pero… le dices a La Chica, que la vas a meter a ver una pelicula de miedo española y te dice que prefiere meterse en “Los pitufos” y ahi te quedas con el super cartucho de palomitas y tus ganas mojadas en una light mientras ella desconecta de su vida a golpe de 20metros de pantalla en 3d.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s