Un cine de verano (El Origen del Planeta de los Simios y Super 8)

     Como siempre, cuando llega el verano, época de “grandes éxitos”, uno hace mutis por el foro del interés cinematográfico. Por muchos que lo piensen no es esnobismo y pedantería, es simplemente que ese cine infantil y lleno de ruidos y explosiones no me entretiene casi nunca, como en el extremo opuesto tampoco me entretiene casi nunca una peli iraní de paisajes y silencios. Atención que digo “casi nunca”, siempre hay excepciones, cosa que ocurrió el año pasado por ejemplo con Origen o anteriormente con Star Trek.

 Así que huérfano de salas atractivas, y con cierto mono de sala oscura, me acerco a ver dos de los supuestos éxitos del verano: El Origen del Planeta de los Simios y Super 8, paradigmas (esa palabra que ha agotado de repetirla Mariano Rajoy, estén atentos) de lo que deben ser una película de éxito en multisalas en verano.

 El Origen del Planeta de los Simios no tiene mucho donde rascar. Todo el mundo sabe a que saga pertenece e intuye lo que se va a encontrar. He perdido la cuenta de cuantas pelis del tema se han hecho, de interés decreciente por lo general, hasta llegar a la decepcionante El Planeta de los Simios de Tim Burton. Finalmente, apretando un poco más el filón, llegamos a esta precuela, con un tema sobre el que ya fabulaba la tristemente cuarta entrega de la saga original.

 En fin, que una vez vista El Origen del Planeta de los Simios se agradece el ritmo algo pausado y la ausencia de movimientos de cámara epilépticos característicos de la falta de imaginación, por lo que si buscas pasar un rato al fresco de la sala puedes hasta entretenerte entre mensaje y mensaje de tu móvil. Hay quien me ha comentado que como la defiendo y en cambio ataco otras propuestas “más serias”, pero es que de las primeras no espero nada y de las otras exijo que me den lo que supuestamente ofertan. O sea, cine de verano tal vez más decente de lo que siempre espero en estos casos, pero para olvidar cuando se encienden las luces.

 

Otro caso es Super 8. Publicitada como una película de J.J. Abrams y producida como “una de Spielberg”, lo cual funciona como un reclamo estupendo, constituye un homenaje del director a las películas del productor y similares de los años 80. Mezcla de Los Goonies, Cuenta Conmigo, ET, Alien y mil cosas más, es difícil valorarlas por el rasero de éstas, teniendo en cuenta que en aquella época éramos adolescentes y por lo tanto éramos más condescendientes con sus propuestas. Tal vez hoy Los Goonies no superaría un análisis fino de su guión. Así, cosas absurdas de Súper 8 como esas luces azules todo el rato que no se sabe de donde vienen, o el ataque a no se sabe que de los militares en el pueblo en determinado momento, son irrelevantes para un niño que tal vez se sienta identificado con este grupo de amigos al estilo de Los Cinco y los Siete Secretos (carroza que es uno). Como detalle decir que un gran problema que me encuentro con este tipo de cine es que el doblaje de los niños siempre me resulta chirriante, sonando a mujeres poniendo voz de estúpidas. Pero de eso no tiene la culpa el creador de la cinta. Entretenida a ratos, sensiblera otros, probablemente la hubiera disfrutado más con doce años, aunque siempre me queda el tufillo de que no alcanza la magia de las viejas cintas mencionadas. En todo caso, en una época donde sólo asistimos a cine de superhéroes cada vez más de saldo y a tristes secuelas sin sentido, se agradece cine de entretenimiento veraniego en estado puro, aventuras de adolescentes y misterios varios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Un cine de verano (El Origen del Planeta de los Simios y Super 8)

  1. Gracias por mencionarme cuando hablas del snobismo, es un detalle que se agradece…jeje.
    Aun no he podido ver ninguna de las dos, pero me han llegado opiniones. Y si, las definen como películas que se dejan ver…sin grandes aspavientos. Así que creo que me gustaran, porque para mi una película es buena cuando es una obra maestra, pero si busco entretenerme y lo hace…misión cumplida.
    Me encanta el gran cine, pero cada vez saco mas cualidades al cine de barrio, a la serie B…incluso a algo de Z, si me apuras. Me gusta encontrar pequeñas películas que me sorprendan, por su calidad o por su falta de calidad pero mucho trabajo e inventiva…En Digital+ hay una canal que escarbando, escarbando encuentras pequeñas joyas -de calidad, de cine camp…-: DCine Español. Y C+Xtra me da mi ración de cine raruno. Pero no se me caen los anillos diciendo que con Transporter me paso un buen rato…claro está, sin tomarmelo en serio.
    Y el tema del doblaje, pues si, cada vez me echa mas para atrás y si es doblaje de niños no te digo. Mucho se ha dicho y se dice de la alta calidad del doblaje español, pero a mi me han destrozado películas que luego en V.O. me han encantado. Por ahora no he encontrado una película doblada que haya superado al original. Bueno…. rectifico: me encantan los thrillers setenteros….doblados. Llamalo mi bizarrada personal.

    SpanishBizarro

    • haticusfinch dijo:

      Ja!!! Muy bueno. La verdad que parece que El Origen del Planeta de los Simios ha pillado a todo el mundo con el paso cambiado. Y lo de Cowboys & Angels..¿es necesario verla si sólo el título ya suena ridículo? Tal vez como serie Z de Ed Wood hubiera funcionado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s