El discurso del Rey

Una película con Colin Firth y de factura británica (discutible en cuanto a la mano de los Weinstein en ella) tiene que hacerlo muy mal para no agradar cuanto menos. Sobriedad, bien hacer, actores estupendos. ¡Ahh! Y sin explosiones, avatares o fines del mundo. Aunque bien pensado, la monarquía británica es un poco de otro planeta.

Colin Firth es un actor de la tradición británica donde lo menos es el más. No hace falta gesticular ni proferir gritos para expresar emociones. Y como muchos de éstos, pasa desapercibido precisamente en un mundo donde se valora el exceso y el histrionismo. Pero el tiempo pone a cada uno en su lugar, y lo que muchos ya admirábamos cuando lo veíamos de secundario de lujo en obras menores, se hizo ya patente en su anterior obra  Un hombre soltero.  No está solo él, Geoffrey Rush, un actor que nunca me ha convencido del todo precisamente por su gesticulación, da un recital de buen hacer, tal vez contagiado por tu contrincante. Por último, Helena Bonham-Carter, fuera del mundo de Tim Burton y volviendo a los papeles de época que la hicieron conocida, pone el contrapunto en esta historia con el difícil cometido de hacer que nos importe la tartamudez de un pobre niño rico de la realeza británica.

Desde luego El discurso del Rey no es perfecta. Tiene momentos un poco alargados y superfluos, pero en general es una película interesante, un rara avis dentro del triste panorama del cine actual dominado o por el 3D y efectos especiales, o películas vestida de modernidad inmediata como La Red Social. Puede gustar o no, pensar es un cine pasado de moda, tratar historias de seres anacrónicos del mundo de hoy como es la realeza, pero desde luego, un cine de actores, sobrio, y de historias sencillas y pausadas es también necesario para un cierto tipo de público más allá del adolescente que llena las salas fines de semana tras fines de semana.

Yo disfruté. No entusiasma pero se agradece, gracias en gran medida a los actores, y cuánto menos éstos deberían ser reconocidos en la próxima entrega de esos premios dorados tan famosos de más allá del atlántico. Hasta el año que viene.


Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El discurso del Rey

  1. marino dijo:

    y no la has visto un poco shakesperiana? si se puede usar ese término, como telón de fondo el actor frustrado experto en Shakespeare, y en primer plano las emociones de un monarca, sus miedos, sus relaciones, la introspección, la traición. Algunas frases del film tendrían eco en las del dramaturgo inglés?

  2. haticusfinch dijo:

    Aviso: la segunda vez me gustó mucho más que la primera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s