EL Cuento del Percebe

Cuando estaba en el colegio, a veces tenía que disculparme ante el director del internado por llegar tarde a cenar. Le decía: “lo siento, señor, tenía ensayo con la orquesta”, o cualquier otra disculpa que viniera al caso. En aquellas ocasiones en que no había ninguna excusa válida y teníamos algo que esconder, murmurábamos: “Perdón por llegar tarde señor: los percebes”. El director asentía amablemente, pero no sé si alguna vez llegaría a preguntarse qué misteriosa actividad extraescolar era aquélla. Quizás nos inspirásemos en Darwin,que durante años y años se dedicó a los percebes con tal determinación que sus hijos, un día que fueron a visitar unos amigos y les enseñaron la casa, preguntaron con ingenuo asombro:”Pero ¿dónde hace vuestros padre los percebes?”

Richard Dawkins. El Cuento del Antepasado.Antoni Bosch Editor.2009


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s