Buried

Necesitaba urgentemente reconciliarme con el cine. Después de cosas como Come, Reza, Ama y Un pequeño cambio había entrado en barrena. Y me fui a ver Buried, que entre lo poco en cartelera era lo que menos disgustos prometía. Reconozco había sido culpa mía por meterme en semejantes bodrios, pero es que superaron mis expectativas en cuanto a cutrez mental y artística.

 En fin, al grano. Me daba un poco de reparo ver a un tío durante hora y media bajo tierra en poco espacio y poca luz. O aburre, o agobia. Pero mira, ni una cosa ni otra. No sé si era la intención del director, pero Buried no juega a agobiar al espectador haciéndolo pasar un mal rato, sino a atraer su atención con los diferentes giros y situaciones que se van presentado a este hombre que se despierta de repente enterrado no se sabe donde en Irak. Claustrofóbica sí, efectiva sí, pero no efectista. Y eso es un gran mérito. Otra cosa es que más allá de un ejercicio de estilo, y su visionado una vez apetezca verla de nuevo. Desde luego gran mérito para el actor Ryan Reynolds, típica cara bonita de Hollywood del que no se espera le den esta oportunidad. Y ésta ha venido de una producción extranjera, europea, española, así que su gran mérito, además de su esfuerzo actoral, ha sido aceptar el riesgo.

             Hay que destacar la labor del director, para no llevar la película a miles de planos imposibles, y no sacarla nunca de bajo tierra, cosa que probablemente hubiera sucedido en una producción al uso made in USA. Sólo creí ver un par de planos imposibles, lo justo para alejarnos en momentos claves del sujeto y darnos cuenta de la situación en la que se encuentra. Creo debo ser de los pocos que disfruté con Concursante, que sin maravillarme me llamó la atención por lo original de la propuesta. De ahí que ya sepamos que Rodrigo Cortéz no es un acomodaticio al uso.  A ver si soporta la presión de un gran éxito.

  Pues eso, si quieren pasar un buen rato con una producción diferente, bien rodada, y desintoxicarse de malos tragos como ver a Barden llorando porque su hijo mayor se va dios sabe donde y poco que te importa, es una opción decente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s