Precious

 

Precious es una adolescente negra, gorda, fea, casi analfabeta, con dos hijos resultado de la violación de su padre, maltratada por su madre y despreciada por todos. ¿Te compadeces de ella tras ver la peli? Pues no. Ese es su fallo. Tras ver mil y una desgracias de la protagonista no sientes empatía con ella y su situación, lo que es imprescindible para sufrir con ella la hora y media de metraje. Ante esto, poco hay que decir.

 

Me decía una amiga que vivió en EEUU hace tiempo que hay numerosas películas dirigidas al público afroamericano que aquí ni llegan a estrenarse, algunas dignas. El éxito de Precious sólo puedo entenderlo dentro de este marco. Tiene su público, en el que Oprah Winfrey es su gurú. Más allá de eso se queda en un telefilme de sobremesa para mayores. Pero bueno, si Avatar nos la meten por los ojos, tiene que haber mercado para todos los públicos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s