2012

 
 

 Ni buena ni mala. Ni grande ni pequeña. Es simplemente lo esperado. Mucho ruido y pocas nueces. Mucha publicidad para atraer masas a las salas. Dos horas y media de cuestionable metraje. ¿Es eso malo? No, simplemente un tipo más de cine. El caso que lo que ofrece: imágenes espectaculares, ruido ensordecedor y efectos visuales está más que cubierto. Y el caso que si no vas con prejuicios no te aburres. Mientras no analices la historia, claro. Eso de atraer las masas a las salas para ver si los dirigentes del mundo y los millonarios se salvan me ha dejado con la boca abierta. Ya el cine ni disimula con sensiblería de falso mesianismo cristiano para salvar a los pobres. Ni falta que hace. Mejor ver si dos niños malcriados sobreviven o no. Mejor ver si una pija adicta a las operaciones de estética (foto de una Paris Hilton de supermercado soviético) supera la emoción de rescatar a su perrita Lulú de Pomerania (creo). Impresionante. El cine ya vende todo. Bueno, no se planteen nada, y que uds lo pasen bien.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2012

  1. Miguel dijo:

    Yo no lo habría escrito mejor. AMÉN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s