Radio encubierta

 

 Comedia inglesa y Richard Curtis da una idea de por donde va a ir ya la cosa: Historia coral, mucha música y humor blanco. Para pasar un buen rato aunque hay gente a las que les carga el toque sensiblero de todas sus obras. Dado que se trata sobre una radio pirata en los años sesenta, que la música iba a ser muy animada era de esperar. Lo que ya no estoy seguro es que la anécdota de la historia diera para dos horas de metraje, y ahí es donde radica el fallo de la película: tanto rato dando vueltas a lo mismo acaba cansando, y lo que al principio es una animada serie de chistes y personajes, acaba repitiéndose hasta la saciedad, y la anécdota de los ministros oscuros intentando cerrarla no da tanto juego. Tal vez con hora y media nos hubiera dejado con buen sabor de boca, pero cuando uno empieza a retorcerse en la butaca acaba saliendo con desencanto y comentando con el vecino que era "un poco pesada". Una pena.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s