Déjame entrar

 

  Tenía muchas ganas de ver esta película después de las buenas críticas que ha ido generando. El vampirismo a la europea, a la nórdica para ser más exacto, podía mostrar una nueva vuelta de tuerca a un tema tan manido. Y si es desde el punto de vista adolescente, al fin y al cabo muy cercano al diferente y marginado como son esos seres de la noche, podíamos enfrentarnos a un retrato mucho más psicológico que las rutinarias adaptaciones de efectos especiales hollywoodienses.

 

 Sin embargo he de decir, que como buen símil nórdico, me ha dejado frío. Tiene momentos muy logrados, el personaje de la niña esta muy bien tratado, y ciertas escenas de tensión muy bien logradas, pero en cambio el personaje del niño me resulta hasta cargante, y la película discurre como a trompicones, en momentos demasiado lenta y autocomplaciente y en momentos claves apresurada. El desenlace final parece forzado y, a pesar de lo que nos han intentado vender, para mi será una obra rápidamente olvidable. Sin embargo, es un curioso experimento, en eso se queda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s