El lector (The reader)

 

 Que quede claro de entrada que me gustó The Reader, y mucho. Pero ello no quita ciertas puntualizaciones acerca de esta obra.

 

 De entrada es una película que te gusta más por lo que podía haber sido que por lo que es. Quiero decir que promete más de lo que da, y eso una pena. Esperas una obra intensa de sentimientos encontrados, personas complejas en unos momentos complejos, para ayudarnos a entender una forma de actuar y comportarse ante situaciones de las que todos nos hemos hecho preguntas alguna vez. ¿Cómo pudo la sociedad alemana permitir el holocausto? ¿Realmente la gente no se daba cuenta de lo que pasaba o simplemente lo ignoraban? ¿Es la incultura e ingenuidad una justificación ante determinados comportamientos?

 

 Sin embargo nada de esto realmente está bien expresado en la película. A ver como lo digo sin fastidiar claves. La primera parte, donde se conocen y se establece la relación me parece atropellada. Como se conocen me resulta forzado y falso, y luego la relación tiene momentos que no comprendo, como el enfado de Hanna cuando se encuentran en el tranvía. Los momentos de lecturas, que debían ser mágicos, pasan rápidamente sin expresar lo que significaban para ella.

 

 Luego, cuando se reencuentran más tarde, la película va ganando interés y ritmo, pero también tienes la sensación no se saca todo el partido a ese juicio que sirve para plantearnos las preguntas y motivaciones. Si bien de ella vamos viendo sus razones (por mal expresadas que estén), las de él y su cobardía realmente nunca se llegan a justificar.

 

Caso aparte merece el papel de Kate Winslet. Ya he mencionado alguna vez mi admiración por esta prodigiosa actriz, que todos esperamos no haya que esperar a verla de viejecita para que sea reconocida. Su papel es lo más interesante y complejo, pero realmente es una actuación secundaria, y no comprendo porque la han nominado a actriz principal, sobre todo cuando tiene esa actuación en Revolutionary Road. Pero claro, ya se sabe que en Hollywood premian siempre papeles sobre el Holocausto. Por cierto, que sólo una actriz como ella es capaz de componer un papel con semejante maquillaje tan burdo.

 

 En fin, lo dicho, una obra inteligente, más por lo que debe ser la novela (que no he leído) que por lo que ofrece en sí. Una pena, que de ese director todos esperábamos la intensidad de Billy Elliot con la profundidad de Las Horas, hasta ahora su mejor obra.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s