Como los demás

 
 
  Las nuevas realidades sociales se van abriendo paso en el cine poco a poco, fuera de la marginalidad de festivales de dudosa calidad donde se mostraban hasta hoy. Hace unos años esta película en salas comerciales dedicadas a todos los publicos eran impensables, sobre todo cuando el protagonista no era ni peluquero, ni chef, ni su mayor ilusión eral lucir sus tacones en una sala underground, todo ello rociado de las drogas más modernas. Claro que de un extremo hemos ido al otro, y el efecto Zerolo ha provocado que para vender una obra politicamente correcta, y que el espectador medio se identifique con el deseo del protagonista este tiene que ser médico pediatra, guapo, aseado, con una casa que ya quisieramos los hipotecados y tan maravilloso que uno se pregunta que lado oscuro tendrá y que no muestra en la pantalla.
 
 Todo esto no hace que la película no sea entretenida, se deje ver, tenga su gracia y de vez en cuando nos veamos con una sonrisa tonta en la cara, dejando buen sabor de boca cuando las luces se encienden. Eso sí, tenemos la sensación de haber presenciado un estrenos TV de impecable factura. Lo mejor para mí esa Pilar López de Ayala que dignifica cualquier papel y demuestra lo buena actriz que es. Pues eso, que uds la disfruten…. y la olviden a continuación.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s