La Niebla (the Mist)

 
 
 Es dificil hablar de esta película sin descubrir su argumento, sopresas y claves. Si cuento que está basada en una novela de Stephen King, que va de una niebla que llega de repente dejando encerrados a un grupo de personas en un supermercado, y que pronto conocemos los motivos terroríficos de este encierro, me dirán: ¡Uffff, otra chorrada americana típica de relleno veraniego!!. Pero si añadimos a Frank Darabont en el guión y la dirección de la misma la cosa cuanto menos despierta curiosidad.
 
 Frank Darabont se hizo celebre con la cuanto menos sugerente Cadena Perpetua, donde descubrimos que de una novela de Stephen King podía hacerse incluso una película, cosa que habíamos olvidado al tener muy lejanos ya Carrie o El Resplandor, discutibles pero ya clásicos del cine en su género. Más tarde nos llegó con La Milla Verde, que mejor olvidar, y ahora se nos presenta con esta La Niebla, cuyo el título ya recuerda a la homónima de Carpenter de los 80’s aunque no tiene ninguna relación.
 
 La verdad que el argumento en si de The Mist es bastante tonto, y típico y tópico de las de su género, pero lo interesante es que Darabont se centra en las relaciones humanas ante situaciones extremas, y hace metáforas políticas y religiosas de una comunidad, tanto en el concepto de líder, como de los fanatismos que nos hacen caer en el absurdo ante el miedo. Mención especial merece Marcia Gay Harden, en un papel que da más miedo que lo que acecha en la niebla, donde vemos como el que todo reconocemos como un loco en una situación normal, puede acabar convirtiendose e un líder y arrastrando a la gente ante el miedo y el desconocimiento. Así de simple explica porque los fanáticos, sectas y religiones son capaces de hacer que gente aparentemente cuerda acaben siguiéndolos. Rouco sería feliz con más señoras Carmody en sus filas.
 
 Aparte de los momentos de tensión que van y vienen por la película, de efectos algo chuscos y ritmo irregular, hay que reconocer uno de los mejores finales que he visto en los últimos años de sosa corrección política. Este momento por sí solo redime de algunos pasajes anteriores, por su crudeza, por el dilema que plantea, y porque en una sola película mezcla una discurso muy progresista en contra de los fanatismos, sobre todo religiosos, con este final que en el fondo tiene una moralina muy conservadora….. y es que no se puede decir más sin destaparlo!!! Sería cuestión de discutirlo una vez vista la película.
 
Así, en resumen, una muy fresca serie B, que remite un poco al cine de los 80’s de John Carpenter (la niebla, La cosa…), donde lo importante no son los bichitos hechos de andar por casa con técnicas cutre-digitales (recordando a los cutre-mecánicos de los 50’s), sino los personajes muy bien dibujados hasta los más secundarios, y unas secuencias finales dignas de entrar en la iconografía de la serie B.
 
Nota: dicen que a Darenbot le rechazaron el guión del último Indiana Jones. Visto lo que es capaz de hacer con un relato del limitado Stephen King, y lo que finalmente salió del héroe del látigo, donde precisamente lo que falla es el libreto, tal vez otro gallo les hubiera cantado….
Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s