La visión de Vito del viaje…

 

     Io sonno il capo de la mafia

     io sonno il figlio de la mia mamma

     io sonno un stronchi di merda

     e una grande troia in Venezia

 

                Dante; La Divina Comedia

 

 

Inspirados por las sinalefas de estos hermosos versos predispusimos nuestras almas y encaminamos nuestros corazones hacia el piu belle pais dei mondo.

 

Benvenuti al parque tematico Roma Antica

 

Nuestra primera estancia es a la sombra de la morada de los hijos de San Pedro. Encaramados a la cupola más grande del orbe, una voz truena desde el cielo:

 

       ¡Calla, Magdalena pecadora!

 

Benedetto XVI no perdona los vicios contranatura, nuestras penitencias son desoídas, nuestros espíritus arderán en el infierno. No hay mal que por bien no venga, decido reencarname en Antino, amante del emperador Adriano y convoco a sus legiones. "¡Centuriones a mi!".

 

(Mientras, en la RAI 1, Raffaella Carrá canta entre esputos y flemas per fare bien l’amore hay que venir al sur)

 

Meretriz de venus, cortesana de césares, barragana de papas, … así me sentí en la arena del Coliseo cuando fui poseído por el espíritu de un esclavo Tracio y pase la noche entre sucios gladiadores el día antes de su ultimo combate.

 

(Mientras, en la RAI 2, Mamma Rossa es visitada en el hospital por su hijo Berlusconi tras su último implante de silicona)

 

 

El síndrome de Stendhal

 

Partimos de la ciudad eterna. Nuestro viaje se convierte ahora en una sacra peregrinatio a Firenze. Allí  nos predisponemos para adorar las nalgas ben cotto del David de Michelangelo Buonarrotti. Hincados de rodillas, con lágrimas de éxtasis en los ojos, rogamos a su gracia divina para que nos conceda unos traseros a imagen y semejanza suya.

 

(Mientras, en la RAI 3, desde el más allá Torrebruno nos recuerda que lo importante no es ganar sino participar y divertirse)

 

Los Uffizi, el palazzo donde pervive la esencia del renacimiento. Allí, cual Julia Roberts en Pretty Woman al deleitarse con La Traviata, me meo de gusto en las bragas al ver a Venus nacer de Boticelli y su pincel. “¡Pardiez!, y en casa me he dejado el indasec.”

 

(Mientras, en Media 4, Terence Hill y Bud Spencer, tras recibir el enésimo mamporro, ven la luz y deciden fletar aviones de peregrinos a Tierra Santa)

 

Campo dei Miracoli, Pisa. Nueva parada en nuestro camino. Ascendere per la torre inclinada de Pisa es como una loca fantasía cuatridimensional dove la destra se torna sinistra, dove su (arriba) se torna giu (abajo). Cuando finalmente alcanzo su cima e io suo vicino al cielo, descubro que el reino de Dío es en pendente.

 

(Mientras, en Tele 5, Quasimodo presenta un concurso cultural rodeado por las mamachichos,  aunque ya las tetas les cuelgan por los ombligos.)

 

Il palio de Siena: 17 contrades, 17 cavalieri, 17 scutti. Tutti per una carrera, tutti per un palio. Flamas nero, bianco, rosso, giallo o blu agitadas per Zefiro. Quando e dada la uscita, 17 cavali explotan comme una stampa de fuoco, e con lui el publico anima al suo equipo: "¡porca miseria!. Prego, figlio de la gran putana, ma que cosa fache. ¡Muove il tuo popo!". Dopo ani piu, la tradizione e la cultura renacen en la piazza di Siena.

 

(Mientras, en Italia I, Laura Paussini, en directo desde el festival de San Remo, interpreta su ultimo gran éxito: Menopaussia.)

 

Y las calles fluyeron como ríos, las olas se condensaron en cúpulas, los campaniles rasgaron la superficie del agua,… y, así, del mar, emergió

 

 

VENEZIA.

 

Per los canali de venezia, arribamos a los pies de la Opera de La Fenice. Allí, nuestra sustancia se consume en su fuego sagrado, nuestras viejas almas mueren y de sus cenizas renacemos al mundo como Raffaella y Torrebruno. (Yo quería el espíritu de Ramazzotti pero no calzamos el mismo pie)

 

(Mientras, en La Sette, Benedetto XVI ofrece al mundo su bendición Urbi et Orbi, desde la balconada principal de la Estrella de la Muerte. ¡Corten!, toma buena, grita George Lucas.)

 

Después de ver el David en la fachada del palazzo Vechio, después de pasear por el Campo dei Miracoli en Pisa, después de sentirte aplastado por la chiesa hipertrofiada de San Pedro,…, que esperas ver en Venezia??. Levantas la vista para abarcar una basílica chata y su alto campanile y poco más. Y sin embargo, Venezia es la ciudad más bonita que he visto nunca.

 

Un campo con un brocal en su centro, bordeado por la portada de una chiesa y su campanile, el río de un canal y un par de pontes.

 

Navegar por su laguna entre islas de color, de cristal, de encajes, de mosaicos, entre islas abandonadas, desiertas, cementerios.

 

Desembarcar en una fondamenta, perderte por sus rivas, comprar mascheras en una ruga, refugiarte de la llovizna en un sottoportego y encontrarte un palazzo con escaleras de boboli.

 

Como admirar las estatuas de un museo, las capillas de una catedral, las barracanas de un castillo,…, Venezia toda es una obra de arte … viva.

 

Llueve. Las legiones de bárbaros desaparecen. Hallamos refugio en un palazzo adornado por el mal gusto del burgués del settecento. No importa, cualquier ventana enmarca un rincón de la ciudad que te llevarías a casa.

 

Ciao bambini…, arrivederci

 

PD: Cuando todos lleguemos a los 60 años, alquilaremos un palazzo en un val de la Toscana. Veremos pasar el tiempo, las estaciones y los popos de los ragazzi prietos en sus calzones. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s