Piratas del caribe III

 
En fin. Fui a ver la peli más por acompañar que por un interés irrefrenable. Había visto la primera en dvd. Me entretuvo, como broma estuvo bien. La segunda también acompañé al cine. Más de lo mismo y un pelín más pesadilla (de pesada, no de mal sueño). Así que tampoco iba a pedir peras al olmo a la tercera. Estas películas tienen un objetivo: ganar dinero a mansalva. Así que su propósito está conseguido.
 
Lo curioso de esta tercera parte, es que es muy surrealista. Había momentos que no me enteraba de las razones de los comportamiento de los personajes (y me temo que ni ellos mismos tampoco), me perdía entre tanto fuego de artificio, y como corresponde a este cine, duraba una eternidad. Pero en medio de tanta parafernalia había autenticos momentos surrealistas que me dejaban alucinando y preguntandome si ese público de palomitas no se levantarían de un momento a otro cargando contra la pantalla. Y no, seguían atentos. El corto de Jack Sparrow en el reino de Davy Jones, y su posterior rescate, merecen un punto y aparte, y podría figurar como un cortometraje separado firmado por un Buñuel dotado de los medios del siglo XXI. Lo mejor de la película.
 
En fin, curioso entretenimiento, que sin ser una maravilla, sorprende por el uso de surrealismo y el absurdo en un cine de encefalogramas planos. Lo mejor, como siempre, el Johnny Depp histriónico.
 
Ahhh y nenes, no salgan corriendo y quedense después de los títulos de créditos, ¡¡¡desesperados!!!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s