Sunshine

Se acerca el verano. Ya pasó el invierno. Atrás quedó Marzo. ¿Y que significa eso? Que llega la época de los fiascos, las comedietas de tres al cuarto, las decepciones guardadas, y los megaéxitos publicitarios. Mala época para el cine. A sobrevivir hasta octubre en busca y captura de pequeñas sorpresas independientes o europeas mientras te meten por los ojos hasta en los noticiarios (¿les pagan?) el último Spiderman o la enésima "la que sea" tercera parte. Paciencia.
 
Fui  a ver Sunshine. La verdad que no esperaba mucho. Así que ni decepción ni na. Cocktel de 2001, Alien, y filosofía pseudomística de Body Shop para consumo rápido. Mala época para la reflexión. Es lo que tiene el primer mundo: se aburre mucho y se va a los McDonals del pensamiento para pillar la versión cómoda de un Fen-shui o de un Pilates (o la moda de la temporada, ya pasará), debe ser para acallar la mala conciencia de la opulencia….. no sé. Me levanté místico, cachisss. En fin, a la peli que es lo que importa. Buena regla la aplicada: haz confuso que parece profundo. Si Kubrick lo hizo.. ¿porqué yo no?. En fin.
 
Hay ratos entretenidos, imagenes bonitas. Y a otra cosa…..
Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s