El Velo Pintado

 
Ayy Dios!! Aún quedan películas así. Ya me lo temía, y algo de eso había oído, pero no pensé que hoy en día se hicieran películas tan reaccionarias como es El Velo Pintado. ¿Que se puede esperar de una mujer malcriada, casada por despecho, mala esposa, pecadora, que debe redimir sus pecados maritales con el sufrimiento y cargar toda su vida con el recuerdo viviente de la duda? Pues sí, este argumento digno de la conferencia episcopal (y con mojas y todo) es lo que muestra El velo pintado. La crítica dice que es una historia clásica, pero yo más bien creo que es lo que he dicho anteriormente: carca y reaccionaria.
 
Ni siquiera un paisaje como China está bien aprovechado, con escenas planas de fotografía sosa y repetitiva (parece que salieron un día, hicieron mil fotos del mismo sitio y las usaron a destajo).
 
Y las interpretaciones exageradas, de culebrón. Increíble en un actor como Edward Norton.
 
En fin, pero estoy seguro que las señoras de cabellos plateados y perlas que estaban en la sala salieron encantadas.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s